Renuévate dejando tu auto en parte de pago

En la actualidad existe una serie de posibilidades para vender tu auto usado, lo importante antes de elegir una de ellas es tener en cuenta cual es la que mejor se adapta a tu situación. Una posibilidad es vender tu auto directamente a una automotora, otra posibilidad es dar tu auto antiguo a una automotora como parte de pago para el nuevo auto, y pagar solamente la diferencia entre éstos. Por último, otra opción es dejar tu auto en consignación, esto no es vender el auto directo a la automotora, sino que lo dejas para que la automotora lo venda por ti.

Si estás pensando en cambiar de auto antiguo y no estás muy seguro de qué hacer, te recomendamos la mejor alternativa: dejarlo como parte de pago para llevarte uno nuevo. Este proceso suele ser muy común, sobre todo si buscas rapidez en la venta, ya que el mercado de autos seminuevos es tan dinámico como el de autos cero kilómetros. Incluso, muchas veces tiene un volumen mucho mayor.

Generalmente, cuando se busca renovar el auto, hay quienes optan por entregar su vehículo en parte de pago a la automotora que tiene en venta el auto nuevo o usado que desean comprar, de forma que el pago líquido pendiente es mucho menor, al haber entregado el resto del valor del auto nuevo al entregar el usado. En esta modalidad, la automotora realiza una evaluación del vehículo, revisando que la documentación esté al día, que no haya registro de multas pendientes o encargos por robo, confirma la situación de la revisión técnica y permiso de circulación, entre otros antecedentes. Luego, el equipo mecánico de la automotora realiza un chequeo físico del vehículo, al mismo tiempo que hace un examen más profundo para probar el motor y el funcionamiento general del vehículo.

Una vez realizadas las pruebas pertinentes, la automotora valoriza tu vehículo para luego ofrecerte una oferta para incluir su valor en la cotización final de tu auto nuevo. En caso de aceptar la oferta de la automotora, se procede a los trámites administrativos y notariales.

¿Qué ventajas tengo al entregar mi auto como parte de pago?

Este proceso trae consigo grandes ventajas, entre las que destacan:

1. Seguridad. Cuando vendemos nuestro auto, generalmente atendemos a las personas interesadas en nuestra casa u oficina. Esto puede ser riesgoso, ya que personas desconocidas poseen nuestros datos y nuestra ubicación.

2. Trámites. Todos sabemos que este tema suele ser muy engorroso. Al hacerlo con una automotora, no debes preocuparte por eso.

3. Tiempo. Aunque no parezca, vender tu auto de manera particular puede demandar mucho tiempo, ya sea para cumplir con las citas de las personas interesadas o con los trámites. Organizar tu agenda entre el trabajo y otras ocupaciones puede llegar a ser una molestia.

4. Paciencia. Muchas veces no sabemos cómo lidiar con algunas personas que solo desean saber el costo del vehículo, pero sin interés de compra. Ahí es donde entran los asesores de venta de las automotoras, ellos cuentan con la experiencia para identificar clientes reales.

5. Agilidad en venta. Las automotoras, por lo general, cuentan con atractivas promociones y financiamientos que harán que la venta del auto sea mucho más rápida y dinámica.

Entregar tu auto en parte de pago a una automotora es una alternativa que te puede ahorrar tiempo y ser conveniente en la medida que el auto cumpla con ciertos requisitos. Ahora que conoces las ventajas de vender tu auto usado dándolo como parte de pago, analiza cuál es el que más te conviene y renueva tu auto. En Automotora Portillo, aceptamos tu vehículo como parte de pago para que adquirir tu próximo auto sea sencillo, cómodo, seguro y rápido. Infórmate de más ingresando aquí: https://www.portillousados.cl/web/auto-parte-pago